camino de santiago

Taste The Way: gastronomía en el Camino de Santiago

Taste The Way, hemos llegado para quedarnos

Taste The Way surge de la sintonía milenaria que el Camino de Santiago ha logrado crear en los territorios por los que pasa. Los millones de peregrinos han construido un sentir común a su paso, materializado en calzadas, iglesias, hospedajes y gastronomías que llegan a nuestros tiempos.

Desde Roncesvalles a Santiago surge un crisol gastronómico inigualable, fruto de la variedad que caracteriza a la cultura española. Taste The Way es el rosetón de un monasterio, en el que cada producto es un color indispensable para lograr el efecto deseado.

Al pie del Camino de Santiago, a sólo 20 kilómetros de la ansiada meta, se encuentra ese rosetón. Taste The Way nace del amor por la cultura culinaria, la pasión por el Camino y el cariño por Galicia, de la mano de tres amigos con un reto en común: unir la gastronomía del peregrino.

Nuestro local se asienta en O Pino, conocido por ser la última estación para los peregrinos antes de su etapa final hacia Compostela. Muy cerca, en la parroquia de Arca, surge uno de los productos estrella de Taste The Way, el vino de licor Meus Amores, muy popular entre los compostelanos y que pretendemos dar a conocer a nuestros visitantes. ¿Ya lo has probado?

Queremos que Taste The Way sea un punto de encuentro para los peregrinos, en el que puedan compartir sus experiencias en el Camino de Santiago. Quien hace el Camino se lleva a casa una mochila de vivencias. Por eso, ponemos una única mesa, una gran tabla en torno a la que sentarse a hablar, compartir y disfrutar. Alrededor, a un lado, una sección de autoservicio en la que elegir qué comer y beber. Al otro lado, nuestra selección de productos gourmet, desde Navarra hasta Galicia.

Y tú, ¿ya has probado el Camino?

Sin comentarios

Comenta el artículo