consejos para hacer el camino de santiago

Diez consejos para hacer el Camino de Santiago a pie

Encontrarás consejos para hacer el Camino de Santiago en las infinitas guías, páginas web y referencias que existen hoy en día. Se cuentan por miles y todos son válidos. Si vas a emprender la maravillosa aventura del Camino de Santiago, te damos diez consejos.

Consejos para hacer el Camino de Santiago

  1. Cuida tu espalda. No queremos decir que necesites un masaje los días previos (que también), sino que hagas la mochila con solo lo imprescindible. Vas a cargar con 6-8 kilos cada día, piénsalo. El ‘por si acaso’ queda terminantemente prohibido. Que tu mochila no pese más del 10% de tu masa corporal.
  2. Cuida tus pies. Da igual que te compres las botas de Jesús Calleja la semana anterior. El calzado, sea caro o barato, debe estar muy rodado, y tus pies haber hecho varias rutas con él.
  3. No planifiques al dedillo… pero ten siempre un plan B. No seas metódico y pretendas hacer la ruta al dedillo, tal y como te dicen las guías. No hace falta. Estira una etapa, acorta otra… seguro que hay un buen motivo para ello. Pero si lo haces, no dejes de tener en tu cabeza el esquema, los kilómetros, los albergues. Innova con seguridad.
  4. Los horarios. Madrugar es de obligado cumplimiento, y madrugar mucho es casi obligatorio. Te levantarás al ritmo de la mayoría del albergue aunque, si puedes, ¡adelántate! Y para dormir, las 10 son sagradas: las puertas cierran.
  5. Cualquiera puede pinchar. Hasta el senderista con más kilómetros puede tener ampollas nada más empezar. Sé paciente, no existen milagros. Hazte las curas necesarias y continúa.
  6. Respeta a los demás. Al albergue se va estrictamente a descansar. El ruido, la luz de la habitación, los baños… Todos formamos parte de la familia del Camino por igual, respetémonos.
  7. Las comidas. Un buen desayuno al salir y un tentempié a media mañana, serán tu gasolina para cada jornada. No caigas en la trampa de una copiosa comida antes de llegar. Plátanos, frutos secos o dulces serán ideales a mitad de día. Y al llegar, ya frescos y aseados, un buen menú del día para celebrarlo.
  8. Ropa A + Ropa B. Ésa es tu mochila. Y el saco o sábana para dormir (olvídate de la esterilla). No necesitarás nada más. Lavar cada día y secar la ropa para la jornada siguiente serán las claves para conseguirlo.
  9. Nunca caminarás solo. Así reza el famoso himno del Liverpool, y es que aunque inicies la aventura en tu soledad, acabarás compartiendo tu tiempo con alguien. Sean 20 minutos en plena ruta o toda una tarde en un bar.
  10. Disfruta del resto del día. Porque tras la ducha, lavar la ropa y comer, tendrás toda la tarde libre para pasar en un bar como Taste The Way donde conocer a gente interesante. ¡No hay nada que unas cervezas no puedan unir!

Éstos son 10 consejos para hacer el Camino de Santiago que puedo extraer de mi experiencia y que considero interesantes para compartir con los demás. Verás muchas guías, decálogos, artículos y blogs, pero el Camino no es una ciencia exacta. Ni existen calcetines mágicos anti ampollas ni podemos cargar con un completo botiquín a cuestas porque nos puede salir cualquier cosa (tranquilos, es el siglo XXI, hay farmacias).

¡Buen camino!

Sin comentarios

Comenta el artículo